Inicio   ›   Actualidad   ›   El Correo: entrevista a Iñigo Bilbao abogado y socio de NORGESTION

volver

Actualidad

El Correo: entrevista a Iñigo Bilbao abogado y socio de NORGESTION

09.06.2020

EconomĂ­a.

NORGESTION EL CORREO INIGO BILBAO

El Correo.- Opinión.- Carmen Larrakoetxea.- 08/06/2020.- La función del personal sanitario es evidente, la supervivencia del paciente y que tenga la mejor calidad de vida para llevar a cabo sus planes. El paralelismo se podría formular sobre los abogados mercantilistas y la pervivencia empresarial. El abogado Iñigo Bilbao lleva casi toda su carrera profesional al lado de las compañías y ha participado en más de 40 procesos concursales. Su experiencia le dice que se salvan muchas más empresas evitando los juzgados y asumiendo acciones tempranas, aunque no sean fáciles, que yendo a concurso en un marco legal que es lo más parecido a la eutanasia.

¿Ante la profundidad que está adquiriendo la crisis, cree que nos encaminamos a una avalancha de concursos?

- No soy muy dado a hacer pronósticos. Pero con la normativa que permite retrasar los concursos durante este año, creo que el problema se puede retrasar hasta el año que viene. Esto en la práctica puede resultar muy contraproducente, porque si ya estás en situación de insolvencia lo que haces es agravar esa situación. Cuanto más tarde pongas remedio o acotes el problema es peor.

¿Como en cualquier pleito, más vale un mal acuerdo que un concurso judicial?

- Con la actual Ley Concursal seguimos apostando por un sistema que hace que los acreedores malcobren. Y desde el punto de vista de salvamento de empresas, es desastroso.

¿Le parecen efectivas las líneas de ayudas creadas para empresas y autónomos?

- Los ERTE y los créditos blandos son analgésicos. Pueden ser medidas que funcionen en el corto plazo, pero incluso en esta fase de analgésicos las empresas deben ser conscientes de que van a tener que hacer algo. Si se te ha caído el 40% de las ventas y no tienes pedidos, toma medidas, no esperes, no te puedes quedar ahí pensando que todavía tengo caja. Si se toman medidas previas se puede llegar a evitar el concurso. El tiempo es oro.

¿No se corre el riesgo de caer en un excesivo endeudamiento empresarial?

- Todo el mundo sabe que los préstamos hay que devolverlos. Es posible que algunas empresas tengan que reestructurar su balance, su deuda a corto por deuda a largo para que los vencimientos financieros no les ahoguen. Pero también es posible que se tengan que reestructurar a nivel de cuenta de resultados, centrar el negocio en las áreas viables y desechar otras áreas, recorte de gastos de todo tipo, abortar planes de expansión, etc.. Todo esto debería estar considerándose desde ya, mucho antes de llegar a una situación de concurso. Y aquí es donde percibo que se nota cierta paralización. Aunque sabemos que tenemos un futuro incierto, siempre queda ese optimismo humano de que las cosas se van a recuperar rápido y que volverán a ser como antes.

¿Prevé un incremento de la morosidad empresarial?

- Las compañías viven y mueren por la caja, esto es un principio fundamental. Me consta que las empresas están tratando de guardar la caja retrasando pagos, etc. Lo cual es un poco diabólico, porque al final repercute en todo el sistema y precisamente lo que tendría que hacer todo el mundo es pagar cuanto antes para que circule el dinero. Pero la realidad es la otra.

¿Qué opina de los formularios simplificados para la tramitación de los concursos?

- Con el formulario no empieza el concurso, el concurso ha empezado mucho antes. Tenemos estadísticas de concursos, pero no de las empresas que no han tenido que acudir al juzgado porque han tomado medidas a tiempo. Esta es la clave.

Las pymes, como siempre, juegan con desventaja...

- Una empresa pequeña tiene el handicap de que algunos instrumentos financieros quedan fuera de su alcance y en estos casos ser pequeño es un impedimento para la continuidad. Lo que va acontecer es que se van a producir concentraciones de empresas como forma de supervivencia.

Pero nuestro tejido empresarial y productivo no se caracteriza por las alianzas o fusiones ....

- En las épocas de bonanza cada empresa tiene su prurito de ser mejores que los otros, pero cuando las cosas vienen mal dadas a veces hay que juntarse, fusionarse o vender. Son situaciones en que a priori se piensa que hay un ganador y un perdedor. A nadie le gusta perder su negocio, pero eso no es así por la fusión o venta, su negocio ya lo había perdido antes y de esta forma lo que evitan es perderlo todo. Además los administradores de la empresa adquirida no tienen que sufrir tanto como ocurre en un proceso concursal, o tener que responder con su patrimonio personal si habían otorgado garantías.

La idea es clara, todo sea por evitar el concurso...

- La inmensa mayoría de los concursos van a liquidación, pero se confunde liquidación con cierre y convenio de acreedores con viabilidad. Pero esto no siempre es así. Algunas veces fallan los convenios y otras (pocas) se logra la transmisión de la unidad y su continuidad.

 


Puede acceder al artículo en PDF en el siguiente enlace.

Descargar documento: EL_Correo._Entrevista_a_Inigo_Bilbao_NORGESTION.pdf

volver

  • © 2020 NORGESTION   ·    Madrid    ·    Barcelona    ·    Bilbao    ·    San Sebastián    ·    Sevilla    ·    Pamplona